Llegamos, nos piden que completemos nuestros datos, leemos la palabra ”profesión/ocupación» nuestras miradas cómplices se preguntan ¿Y acá que ponemos? A veces nos reímos y ponemos viajeros, pero cómo explicarle a la persona que se encuentra del otro lado lo que eso significa, me encantaría poder escribir todas las aventuras que viví, todas las personas que conocí, todos los lugares que recorrí, todos los viajes, todos los momentos que se suman cada día, todas las emociones, todas las risas,todos los llantos, todas las peleas que tuve conmigo misma intentando convencer a mi cabeza de que deje de pensar en lo que se cree «correcto», en que deje de lidiar con esos pensamientos y realmente lograr escucharme, escuchar por dónde van mis sueños, que probablemente no sean los mismos que los de todos o los de la mayoría pero de lo que estoy segura es de que son míos.. Por eso es que no puedo, no puedo resumir todo eso en un simple espacio donde debo colocar solo el nombre de una profesión/ocupación. Hoy pienso que ese espacio en blanco donde debemos colocar una palabra no es el mismo espacio que todos, respetemos a los que escriben una palabra, los que necesitamos escribir miles o los que en algún momento de nuestras vidas no sabemos que completar, por eso, nos permitimos no hacerlo,nos permitimos encontrarnos en diferentes lugares, porque cómo es posible poder completar ese espacio sin antes descubrirnos en cada lugar? y así en la próxima completarlo con confianza;confianza en las decisiones que tomamos para lograr ser quien queremos ser y poder así encontrarnos en nuestro propio espacio.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *